Después del artículo en el que explico para qué hacer una ECI, que te recomiendo que leas, en este artículo explico detalladamente cómo se hace una ECI, esto es, qué pasos se siguen para hacer una Exploración del Conocimiento Interior.

Paso 1: anamnesis

Es la primera parte y tiene como finalidad, en primer lugar, establecer una relación entre paciente y guía. Anamnesis viene del vocablo griego ἀνάμνησις y significa recuerdo; La anamnesis consiste en una conversación que dura como mínimo una hora (aunque muy a menudo dura dos o incluso 3 horas) en la que el guía irá realizando preguntas lógicas (dirigidas a la mente) y otras menos lógicas (dirigidas al inconsciente) con el objeto de comprender bien cuál es el problema del paciente, como se siente este con este problema, y cuál puede ser su origen posible. Tal y como dice la etimología de la palabra, se trata de ir abriendo el interior de la persona para dejar que los recuerdos escondidos salgan a la superficie.

La anamnesis es el primer paso de la ECI

La anamnesis es el primer paso de la ECI y resulta fundamental para establecer una relación de confianza

Pero sobre todo, esta conversación tiene una finalidad muy concreta, que es que el paciente se vaya relajando y confiando en el guía. La confianza es parte clave en esta relación, y se trata de establecer una relación cálida y agradable, de forma que cuando sea el momento, el Inconsciente de la Persona ya esté convencido de que el guía quiere ayudar, y se ponga en sus manos.

Paso 2: “la vida” con muñecos

Este segundo paso normalmente es el mas breve, y resulta casi siempre muy divertido y didáctico; utilizando una importante colección de muñecos playmobil y siguiendo las instrucciones del guía, el paciente realizará una composición de su vida que le permitirá ser consciente de algunos aspectos que permanecían ocultos a su mirada. Además, también tendrá la oportunidad de ver cómo podría ser su vida deseada y de esa forma establecer nuevas metas mas adecuadas a sus intereses íntimos.

Paso 3: ECI

El tercer paso es la ECI propiamente dicha. La Exploración del Conocimiento Interior, que es la parte mas importante porque será donde permitamos que se exprese nuestro Interior, nuestro Inconsciente, y nos de las respuestas que necesitamos. Esta parte comienza guiando al paciente a una relajación muy profunda, aunque permanecerá consciente en todo momento. Ese permanecer consciente es imprescindible para el éxito de la sesión así que el guía no permite que el paciente se duerma en ningún momento. Así, además, el paciente puede también expresar sus emociones y si en algún momento se siente cansado, o tiene frío, o calor, puede expresarlo tranquilamente.

Después de esa relajación, el guía irá haciendo preguntas al paciente de forma poco convencional y empleando símbolos; el lenguaje simbólico nos permite comunicarnos con el Inconsciente. De esta forma, con la Persona siempre consciente iremos navegando por el Conocimiento Interior de la Persona, intentando buscar respuestas a nuestras preguntas, aunque siempre respetando las indicaciones del Interior de la Persona, que solo nos mostrará lo que él quiera, cuando él quiera. De ninguna manera está permitido forzar a una Persona a decir algo que no quiere, o a callar algo que quiere manifestar, aunque no sea lo que, en principio, estamos interesados en conocer.

En este paso el paciente recibirá mensajes simbólicos de su Inconsciente, que luego se interpretarán; también, muy probablemente revivirá una o varias escenas de su vida que en su momento no gestionó emocionalmente bien. Esto puede ocurrir por varios motivos, siendo uno de ellos, por ejemplo, haberlas vivido siendo tan pequeño que no pudo comprenderse lo que ocurrió. De esta manera, aquello que no fue bien gestionado y que permanece en el Inconsciente haciendo daño, queda liberado al ponerse consciencia sobre ello.

Al igual que las anteriores etapas, no hay una duración establecida, aunque la media es entre 45 y 60 minutos.

Paso 4: Interpretación y conclusiones

La última etapa tiene una duración impredecible, pues dependerá siempre de lo observado en el paso 3. Dado lo personal de cada sesión, esta es una fase que puede ser breve, si la Persona ha comprendido claramente todos los mensajes recibidos, o bien puede resultar extensa si las escenas vividas son mas complicadas. También, la carga emocional de lo vivido hará que varíe la duración de esta sesión. En este paso se interpretan y se da un sentido lógico a lo vivido, de forma que podamos unir el mundo de la razón, consciente, con el mundo emocional, inconsciente, por el que hemos navegado. Esta unión es fundamental para la buena resolución de la sesión.

Y después, ¿qué?

Después no podemos saber lo que ocurrirá. Cada persona es un mundo, y después de una ECI, aun mas. No existen protocolos, por tanto. A partir de aquí el guía se queda (aun mas si cabe) en un segundo plano y su papel será únicamente confirmar, corregir, recordar o apuntillar con su conocimiento las dudas que en los días siguientes puedan surgir al paciente. No sabemos si serán necesarias mas sesiones o no.

Casi siempre las Personas salen de una ECI con una sensación de libertad, de ligereza, sin dolores, sintiéndose fuertes; dado que se revuelven emociones dentro de uno, y se reviven situaciones que uno creía tener olvidadas o incluso que eran desconocidas, a veces se puede uno sentir revuelto interiormente (no físicamente).

Con mucha frecuencia, la persona obtiene una total comprensión de las causas de su problema, y después querrá realizar mas sesiones para resolver otras cuestiones. Otras veces las respuestas recibidas sirven para solucionar otros asuntos y no el motivo original de la consulta; entonces, a veces el paciente querrá volver a realizar una sesión para solucionarlo. pero no es infrecuente que después de recibir esas respuestas, el problema original de consulta se vea de una forma diferente, y ya no sea motivo de disgusto o incomodidad.

En cualquier caso, después de una ECI todas las Personas salen con una visión diferente, mas intensa, de si mismo. Y a partir de ahí, cualquier cosa puede suceder…

Con este artículo queda explicado como es el desarrollo de una ECI, especialmente para que quien tenga miedo a lo que se va a encontrar pierda el miedo, pues uno no es manipulado de ninguna forma, uno no se duerme ni pierde la consciencia… Únicamente, una ECI es una herramienta que permite conocerse mejor a uno mismo, y descubrir y solucionar, por tanto, aquellas situaciones vividas que nos hicieron daño.